Tratar los ronquidos sin cirugía

Al realizar cualquier tratamiento no quirúrgico para los ronquidos, es importante establecer una línea de base para medir la efectividad del tratamiento. Esta puede ser una tarea difícil y lenta. Aquellos con socios dispuestos a ayudarlos pueden pedir comentarios sobre … Los ronquidos son un inconveniente y un peligro para la salud tanto para el roncador como para su cónyuge.

Muchas personas recurrirán a la cirugía en un intento desesperado por curar los ronquidos, pero hay tratamientos no quirúrgicos disponibles. Al realizar cualquier tratamiento no quirúrgico para los ronquidos, es importante establecer una línea de base para medir la efectividad del tratamiento.

Esta puede ser una tarea difícil y lenta. Aquellos con socios dispuestos a ayudarlos pueden pedir comentarios sobre si notan o no una mejora una vez que se está llevando a cabo un tratamiento. Aquellos que viven solos pueden hacer grabaciones nocturnas para evaluar la efectividad de cualquier tratamiento que prueben.

Los tratamientos farmacológicos se dividen en tres grupos. El primero trabaja para estimular la respiración, el segundo abre las vías respiratorias y el tercero trabaja para evitar que el paciente entre en el sueño REM. Se ha demostrado que todas las etapas del sueño benefician la salud y el bienestar, por lo que uno debe cuestionar la validez de tomar un medicamento que interfiere con los patrones naturales de sueño.

Algunos inhaladores descongestionantes de venta libre pueden ser beneficiosos para mantener abiertos los conductos nasales. Los aerosoles nasales salinos simples funcionarán para mantener las membranas mucosas húmedas y desobstruidas, reduciendo así el ruido de vibración. Las personas que duermen boca arriba son más propensas a roncar; por lo que se han diseñado numerosos dispositivos para manipular la posición para dormir. Las almohadas especialmente diseñadas obligan al roncador a dormir de lado.

Las bolas de ronquidos pueden ser útiles si intentas dormir de lado pero siempre rodas hacia atrás. Esta pequeña maravilla está cosida en un bolsillo en la parte posterior de una camisa de pijama, lo que hace que sea incómodo dormir boca arriba. Las bolas de ronquido se pueden comprar en tiendas o con materiales fácilmente disponibles en el hogar. Los monitores de posición de sueño también están disponibles. Estos dispositivos electrónicos emiten un pitido de alarma cuando el durmiente rueda de atrás hacia un lado.

La premisa es que el roncador se condiciona a dormir de lado. Las tiras nasales aplicadas externamente a la nariz actuarán para ensanchar los conductos nasales. Los atletas también usan tiras nasales para mejorar su eficiencia respiratoria. Otro dispositivo basado en el mismo principio es un dilatador. Esta bobina de plástico o metal se inserta en las fosas nasales antes de dormir, manteniendo las fosas nasales abiertas durante el sueño.

Ambos artilugios parecen reducir el ruido vibratorio de los ronquidos. Hay un enorme mercado de electrodomésticos ideados para ayudar a los roncadores desesperados.

Otras opciones incluyen aparatos orales, entrenadores de lengua e incluso un pequeño dispositivo que emite una descarga eléctrica cuando detecta ronquidos. Las alergias o intolerancias dietéticas y alimentarias también pueden contribuir a los ronquidos. Las alergias pueden hacer que las membranas mucosas se inflamen y congestionen.

La congestión bloquea las vías respiratorias y se producen ronquidos. Algunas personas han informado que evitar los productos lácteos puede mejorar los ronquidos, mientras que otras han encontrado que la vitamina C puede empeorar su condición. Si te interesa saber algo caliente y curioso este lugar será para ti, sin moverte de tu casa puedes visitar nuestra pagina de lenceria y comprar cositas ardientes.

El peso es otro factor que contribuye a los ronquidos. Existe un vínculo directo entre los ronquidos y la obesidad o incluso el exceso de peso. Una vez que se pueden descartar otras causas subyacentes, la pérdida de peso debe ser el primer tratamiento considerado para los ronquidos. Por supuesto, la reducción de los ronquidos es solo uno de los innumerables beneficios que recibirá al alcanzar un peso saludable.

Finalmente, evitar el alcohol y los sedantes puede mejorar en gran medida un problema de ronquidos, ya que estas sustancias pueden hacer que los tejidos se relajen y obstruyan las vías respiratorias. Si bien la cirugía inmediata puede parecer la alternativa a un roncador, o al compañero de cama de un roncador, hay muchos tratamientos alternativos a considerar antes de pasar por el quirófano. Pregúntele a su médico qué opción de tratamiento podría ser la mejor para usted.